Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Soluciones Integrales en Temperatura

Tel. +52 (55) 3548 0321 - (55) 35480322 - (55) 7160 0129 - (55) 7160 0139
Lunes, 31 Octubre 2016 18:02

Hablemos un poco de los cables termopar

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

En el momento en que surgió la necesidad de llevar la corriente eléctrica desde el lugar en que se generaba a una casa, calle o a cualquier lugar en específico, se necesitó la aplicación del cableado. El cableado consiste en un metal recubierto por un material aislante. Los alambres se diferencian de los cables por su estructura interna. Mientras los alambres están compuestos por un solo pistilo o línea, los cables pueden contener varios pistilos. Los grosores y materiales en los que se pueden adquirir los diferentes tipos de cableado son muy variados y de fácil acceso en cualquier tlapalería o centro comercial. Sin embargo, ciertos sistemas de cableado como los cables termopar deben ser adquiridos con fabricantes de alto prestigio dado la delicadeza y los requerimientos para el buen funcionamiento del producto.

 

El funcionamiento de los cableados es muy sencillo, un extremo es conectado a la fuente de energía y el otro se extiende hacia el lugar al que queremos llevar la corriente. Se puede generar una línea maestra de la que se toman ramificaciones o la misma línea puede ser conectada directamente al aparato o sistema de alumbrado que vamos a hacer funcionar. Bajo este principio funcionan los aparatos electrodomésticos como las televisiones, las licuadoras, lavadoras planchas, etcétera. Algunos otros aparatos como los celulares o las computadoras portátiles, transforman esta energía eléctrica en energía alterna y la almacenan en una batería para ser usada cuando el usuario lo disponga sin necesidad de mantenerse único a los tomacorrientes.

La fabricación de los cables y alambres se realiza normalmente en cobre y se le agrega un aislante fabricado a partir de un polímero. El cobre es un material que funciona como un buen conductor de corriente eléctrica, y su producción es menos costosa con respecto a otros mejores conductores como el oro. Pero el uso de los cables también se ha modificado y avanzado al mismo paso que las tecnologías. Todos los aparatos electrónicos o eléctricos contienen por lo menos un tramo pequeño de cableado para generar puentes entre algunas de sus partes. No obstante, el uso ya no es meramente eléctrico, también es posible trasmitir datos e información a la par que se recibe. El mejor ejemplo de este tipo de funciones son los cables USB que conectan el teléfono móvil con el equipo de cómputo y permiten la transferencia tanto de energía eléctrica como de información.

Por su parte, la fibra óptica es un cableado hecho a partir de materiales transparentes como plástico o vidrio. La forma en la que trabaja es la transmisión de datos en forma de luz. En el nacimiento de la línea un diodo led o un láser se encargan de transmitir la información por la estructura. La fibra óptica es empleada principalmente para proporcionar comunicación con la red de internet, aunque sus usos son muy variados e incluso llega a usarse como decoración y fuente de iluminación en procedimientos quirúrgicos.

Otro tipo de cableado que también se especializa en la transmisión de información y energía es el cableado termopar. Los cables termopar son estructuras rígidas o un poco flexibles que se instalan en equipo especializado para el monitoreo de temperatura. Son los encargados de dar mayor alcance entre el sensor del termopar y el equipo de medición, son esenciales para la instalación de dichos sistemas. Se fabrican con dos metales unidos entre sí y el tipo de aislante empleado varía con el uso al que se destinará. De esta manera los cables termopares destinados a las más bajas temperaturas están recubiertos con KAPTON, material que puede ser sometido a temperatura de -260° C y hasta 400°C. Los cables recubiertos con FEP son capaces de soportar -200° C y hasta los +200° C y funcionan perfectamente en casi todos los climas controlados. Para las altas temperaturas se recomienda el uso de aislantes como la fibra de vidrio, ya que es capaz de ser expuesto durante mucho tiempo a temperaturas de hasta 400° C sin sufrir daños en su estructura. La fibra cerámica es el aislante que más temperatura soporta,  pues puede ser sometido a temperaturas constantes de 1000° C y se ha registrado su uso bajo temperaturas que han llegado a los 1250° C.

El PVC es el material más usado en el mercado, es muy económico y presenta excelentes resultados, aunque sólo es capaz de soportar apenas 115° C, lo que supone una clara desventaja contra sus compañeros.

Es muy importante que el forro del cable termopar sea el idóneo para soportar la temperatura, la humedad, presencia del agua o cualquier otra condición a la que será sometido. Pero es igual de importante que el cable sea del mismo material que el sensor, esto facilitará la trasmisión de datos y nos arrojará mejores resultados. Se recomienda que las líneas no excedan entre los 30 y 40 metros de longitud, dependiendo de la conductividad del material que se emplea.

Si no sabes qué tipo de cable usar, tienes alguna duda o necesitas asesoría, acude con los especialistas. JM Internacional es la empresa líder en la fabricación de cables termopar, de sensores para todo tipo de mediciones, de equipo de control y registro de temperaturas, así como de software para la manipulación de sistemas de manejo de temperatura vía remota. En JMI somos especialistas en soluciones integrales de temperatura. Llámanos o escribe un mensaje en esta página, para que nuestros especialistas te ayuden a encontrar el mejor equipo para cubrir tus necesidades.

Visto 206 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Evaluación de nuestro sitio web

.

Contacto

  • JM Industrial Technology S.A
  • (55) 3548 0321 y 22
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Sur 97A No. 638, Iztapalapa