Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Soluciones Integrales en Temperatura

Tel. +52 (55) 3548 0321 - (55) 35480322 - (55) 7160 0129 - (55) 7160 0139
Martes, 26 Diciembre 2017 13:09

Importancia de los controladores de temperatura en la industria

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

En representación de JM Industrial, sean bienvenidos a una entrada más de este sitio web donde encontrarán información útil e íntegra en torno a nuestros servicios. En la presente publicación les daremos una explicación de la importancia del control de temperatura dentro de dos industrias que requieren sustancialmente de este servicio, a saber, la farmacéutica y la alimenticia. No olviden contactarnos si desean adquirir controladores de temperatura de excelente calidad y funcionalidad. Sin más que decir, pongamos inicio a este artículo que esperamos les agrade.

Regular la temperatura corporal suele ser algo común cuando alguien está enfermo, sin embargo, el monitoreo de la temperatura también tiene muchas aplicaciones en las empresas, por ejemplo, en las industrias farmacéutica y alimentaria. Estas usan controladores para medir o detectar el calor de un espacio cerrado y así mantener la temperatura deseada.

La función principal de los controladores de temperatura para las compañías médicas o farmacéuticas es garantizar la eficacia y seguridad de los medicamentos, ya que algunos son sensibles a la temperatura, por lo que los laboratorios requieren de medidas y tecnologías que posibiliten esto. Además, la calidad de los productos farmacéuticos que suelen enviarse es de suma preocupación, pues se necesita una temperatura precisa en los recipientes cuando estos son trasladados a otros lugares, sobre todo si se manifiestan variaciones climáticas considerables entre las distintas regiones. Por ello, los controles térmicos deben establecerse de acuerdo con un estándar del lugar al que serán emitidos.

Ahora bien, el control de la temperatura también es esencial en las industrias de alimentos, ya que los procesos alimentarios suelen incluir prácticas de almacenamiento, congelación, entre otras, las cuales requieren ajustes en la temperatura de los productos como una manera de mantener su calidad y evitar la descomposición de los orgánicos. El monitoreo de productos perecederos calientes difiere del de los fríos, por lo que son necesarias medidas específicas para cada uno. Por ejemplo, los productos que se compran en frío deben guardarse inmediatamente dentro de un congelador, asimismo no deben colocarse alimentos recién cocinados en el refrigerador de forma inmediata, sino que deben enfriarse primero para garantizar su calidad.

Bien sabido es que nuestra salud depende en gran medida de los alimentos que consumimos. Comer alimentos contaminados puede causar enfermedades que nos obligarían a tomar algún medicamento, sin embargo, el medicamento que consumiremos podría no ser efectivo si no se almacena adecuadamente e incluso podría empeorar nuestra condición. Este escenario explica claramente por qué los controladores de temperatura son vitales para el bienestar humano en general. Mantener los productos farmacéuticos a la temperatura correcta es un desafío fundamental para ayudar a los pacientes a mantener su salud. Lo mismo vale para los alimentos. Durante todo el ciclo de vida de almacenamiento y distribución, si una parte del proceso no se contabiliza, podría pagarse a expensas de la vida de una persona. La logística farmacéutica/alimentaria y el proceso de la cadena de suministro involucran el movimiento de productos de una instalación a otra. Cuando estos productos están expuestos a temperaturas incorrectas, pueden producirse los efectos de la descomposición y disminuir la calidad y los efectos previstos por los productos. En el caso de los medicamentos, esto algunas veces puede llevar a la toxicidad e incluso a la muerte.

La mayoría de los productos farmacéuticos y alimentarios se mantienen entre dos y ocho grados Celsius (36-46 grados Fahrenheit), pero hay extensiones de esto, donde las temperaturas de -20 grados Celsius se utilizan en los almacenes para mantener los productos en óptimo estado. Es esencial que en el proceso de logística, los recursos estén dedicados a establecer, mantener y refinar el control de la temperatura, con ello puede marcarse la diferencia entre un medicamento o comestible adecuado para el consumo y uno que puede producir efectos secundarios nocivos, así como el descontento del consumidor (lo que también es perjudicial para la imagen y reputación de las empresas). Para garantizar el correcto cuidado del control de la temperatura de ambos productos, se debe cumplir con un nivel de capacitación y supervisión. El almacén, el enfriador y el remolque deben estar calificados en función de las pruebas para descubrir si hay áreas propensas a los rangos de temperatura exterior. Para la confirmación de tales calificaciones, se realiza una prueba cuando el almacén está vacío, y una cuando está lleno de productos.

Después de la aprobación, el espacio del almacén debe monitorearse constantemente mediante equipos como los controladores de temperatura. También es importante la implementación de medidas proactivas con el fin de asegurar que no ocurran situaciones drásticas, y para identificar problemas antes de que ocurran.

Tales medidas no deben aplicarse solamente con respecto al almacenamiento, sino también en relación al transporte de los productos alimentarios y farmacéuticos. Ahora bien, cuando los productos son transportados, son a la vez sometidos en un entorno donde puede ocurrir lo impredecible; las situaciones que pueden afectar el control de la temperatura son los accidentes, e incluso los insectos y las partículas que ingresan desde el exterior. Para garantizar la solución de estas situaciones, existen procedimientos como los pallets y los empaquetamientos.

Los envíos por paquetes se emplean tanto a nivel nacional como internacional, para garantizar que los contenedores de envío mantendrán la temperatura necesaria. Con los envíos de pallets se es mucho más estricto; en estos se recurre a una prueba de temperatura de carga en vivo, en la que se supervisan las fluctuaciones de temperatura en situaciones no catastróficas debido a las variaciones climáticas que suele haber al cambiar de una región a otra. Esto se hace en todos los meses, de primavera a invierno para confirmar si el vehículo de transporte puede trasladar los productos alimentarios y farmacéuticos sin inconvenientes.

Con lo dicho se entenderá la importancia del control térmico tanto en el almacenamiento como en el envío de los alimentos y medicamentos para garantizar su calidad y consumo. Esperamos que esta publicación les haya gustado, no olviden contactarnos si necesitan los mejores controladores de temperatura. Años de experiencia nos respaldan.

Contáctenos para mayor información.

Visto 14 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Evaluación de nuestro sitio web

.

Contacto

  • JM Industrial Technology S.A
  • (55) 3548 0321 y 22
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Sur 97A No. 638, Iztapalapa