Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Soluciones Integrales en Temperatura

Tel. +52 (55) 3548 0321 - (55) 35480322 - (55) 5778 8957
Lunes, 21 Marzo 2016 17:58

Resistencias calefactoras

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

La ciencia es increíble, el conocimiento que ésta ofrece es invaluable y cuando se sabe aplicar dicho conocimiento de manera práctica y útil para la vida cotidiana se obtienen resultados impensables, pues muchas veces con utensilios o materiales muy simples y al alcance de todos se logra crear herramientas y dispositivos con una utilidad y funcionalidad excepcionales.

 

Tal es el caso de las resistencias calefactoras, dispositivos hechos con diferentes tipos de materiales, por lo general alguna clase de alambre o filamento y una base, que tienen la capacidad de recibir un flujo de corriente eléctrica y generar calor a partir de esta corriente. Los usos que estos dispositivos tienen son muy variados, al igual que sus áreas de aplicación; pueden ser usados por un ama de casa en el hogar o por un técnico o ingeniero en una fábrica o planta.

Este tipo de artefacto fue descubierto y utilizado por primera vez hace ya un par de siglos. James Prescott Joule, un físico inglés, descubrió que al aplicar corriente eléctrica a un material conductor, este material transforma la energía en calor, esto debido a los diferentes fenómenos físicos que suceden a nivel atómico en el material.

El conocimiento científico que rodea a estos instrumentos es complejo, incluye fórmulas físicas, despejes, cifras, tablas, etcétera, conceptos que suelen manejar sólo los ingenieros y diseñadores de maquinaria y dispositivos como estos. No obstante, el uso de estos artefactos es sumamente sencillo y prácticamente cualquiera lo puede hacer.

Las resistencias calefactoras pueden ser fabricadas en diferentes materiales, con diferentes formas, tipos y tamaños, dependiendo del uso que se les vaya a dar, los requerimientos de la actividad o el mercado al que se estén ofreciendo.

El primer tipo son las resistencias tipo banda, calefactores hechos a partir de un alambre plano que está enredado o entramado alrededor de una mica o cerámica y este tejido está cubierto por una lámina de acero inoxidable, la estructura final es rolada de manera que quede en forma de aro. Este dispositivo, por su forma, suele ser utilizado para calentar estructuras cilíndricas, como tubos o recipientes, por medio de conducción.

Este tipo de calefactores a su vez se divide en dos tipos: de mica y de núcleo cerámico. Obviamente esta división se debe al material sobre el que está enredado el alambre. El calefactor de mica es el más común; el de núcleo cerámico tiene mayor potencia y capacidad, pero es más caro.

También están las resistencias tipo tubular, conformadas por un alambre hecho de una aleación de cromo y níquel. Este filamento tiene forma de una espiral y está compactada con óxido de magnesio y recubierta por un tubo de acero inoxidable (aunque se puede utilizar otro tipo de material). La estructura completa suele ser doblada para darle diferentes formas, dependiendo del uso que se le vaya a dar.

Este tipo de resistencias calefactoras tiene diferentes niveles de potencia basados en el nivel de voltaje aplicado, y suele ser utilizado para calentar agua, aire, aceites térmicos y diferentes productos químicos.

También hay resistencias tipo cartucho, llamadas así por su forma, pues son calefactores que están formados por un tubo de alambre, aleación también de cromo y níquel, que tiene las terminales en un solo lado del tubo, mientras el otro lado está sellado. Estas resistencias también se dividen en dos subtipos: de baja y de alta concentración. En el primer tipo la bobina de alambre descansa en una pieza de cerámica con orificios y está limitada a la cantidad de alambre que estos soporten; en el segundo tipo la resistencia está compactada con óxido de magnesio, lo que provoca que se pueda agregar más alambre y por tanto sea más potente.

Este tipo de calefactores son utilizados comúnmente para el calentamiento de líquidos y moldes plásticos.

Otro tipo son las resistencias de radiación, calefactores que pueden calentar sin la necesidad de entrar en contacto con el objeto. Las más comunes están formadas por un cuerpo de cuarzo o de cerámica con una bobina de alambre incrustada, aunque algunas en vez de bobina tienen una luz infrarroja que emite el calor. Su uso más común es el secado de algún material como pintura, barniz, plástico, vidrio, etcétera.

Uno de los tipos de resistencias calefactoras más comunes y sobre todo más utilizadas en la vida cotidiana son las resistencias desnudas. Éstas son sólo el alambre calefactor, por lo general en su forma de espiral, unidos a un enchufe y suelen ser utilizadas para calentar aire o incrustadas en hornos o parrillas para calentar o cocinar alimentos. Su gran ventaja es que su respuesta es muy rápida; su gran desventaja es que su vida útil es corta.

Existe otro tipo llamado banco de resistencias, aunque en realidad más que un tipo es un conjunto de resistencias tubulares, a las que se les da la forma de una "U" o de zigzag, integradas en un solo conector con el objetivo de generar una gran potencia y calentar un mayor volumen de líquidos como agua, aceite o productos químicos.

Como se puede notar, existen diferentes tipos de resistencias con aplicaciones y usos diversos y hechos con diferentes formas, tamaños y materiales. De la misma forma su método de acción es diferente, pues pueden calentar por conducción, convección o radiación, dependiendo de los materiales que las conformen, su forma y el uso que se les dé.

En JM Industrial contamos con diferentes tipos de resistencias calefactoras fabricadas con la mejor tecnología y la más alta calidad. Te invitamos a conocer nuestro catálogo y confirmar que las mejores soluciones integrales en temperatura las tenemos nosotros.

Visto 228 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Contacto

  • JM Industrial Technology S.A
  • (55) 3548 0322
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Jose Ma Joaristi 60, Iztapalapa