Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Soluciones Integrales en Temperatura

Tel. +52 (55) 3548 0321 - (55) 35480322 - (55) 5778 8957

Es muy común observar que en las industrias, la variable de temperatura afecte los procesos, por tal motivo es también común ver controles e indicadores de temperatura que actúan para mantener el recinto industrial estable. En los últimos años, nos hemos visto en la necesidad de no solo controlar la temperatura, si no de demostrar que se cumple con los límites de la misma, por lo cual es indispensable el respaldo de instrumentos de registro.

Existen diversos dispositivos con diferentes características y a su vez distintos precios. No es que lo más caro sea lo mejor, puesto que la variación en el precio depende de cuál registrador se adecue más al espacio y cuál cumple con los requerimientos de la empresa. A continuación hablaremos de los registradores más comunes que se encuentran disponibles en el mercado.

  1. Registradores de temperatura circulares

Estos instrumentos han sido los más utilizados. Para ser más precisos, su uso se remonta antes del boom tecnológico. Cuentan con una plumilla por sensor (hasta 4 plumillas) la cual va pintando una plantilla circular. Dicha plantilla se mantiene graduada tanto en tiempo como en temperatura. La ventaja de este tipo de equipos es que es muy complicado engañar a las gráficas circulares, por tal motivo, son muy confiables.

Una de las desventajas que poseen es que se tiene que gastar constantemente en consumibles (gráficas y plumillas), asimismo, es necesario que una persona esté al tanto del instrumento para verificar el registro de su proceso y cambiar los consumibles. Esto, sin mencionar que los equipos como tal no son nada económicos, puesto que el precio de la versión básica de un solo sensor oscila entre los 750 USD en adelante.

  1. Registradores de temperatura tipo matriz

Es muy similar al primer tipo, pero por un precio similar al de una plumilla se puede encontrar este equipo hasta para 6 sensores. Además, posee un sistema de comunicación para poder implementar un monitoreo remoto. Cabe mencionar que se tienen casi las mismas ventajas y desventajas del tipo anterior.

Registradores de temperatura

  1. Registradores de temperatura autónomos y portátiles.

Es la manera más sencilla y económica de registrar procesos relativos a la temperatura de un sitio. El registrador portátil, también conocido como Data logger, cuenta con una memoria interna, la cual, se encarga de guardar los valores registrados dependiendo de la configuración que previamente se haya hecho (frecuencia de lectura). Esta información almacenada es después descargada en una PC para poder así generar un reporte o informe de las variables de temperatura.

La ventaja de estos equipos es que son económicos y su memoria normalmente amplia, permite que se registre la temperatura durante varios días, semanas e incluso meses (dependiendo de la frecuencia configurada) lo que hace que perdamos menos tiempo en la utilización de mismo. También pueden ser configurados para que inicie de manera automática la toma de lecturas en un día u hora determinada. Este tipo de equipos es ideal en los procesos donde hay movimientos constantes, por ejemplo, en los transportes refrigerados.

La desventaja que posee es, que al ser portátil, corre el riesgo de que le ocurra un daño provocado por el mal manejo o hasta que llegue a  ser extraviado.

En JM industrial manejamos una gran variedad de modelos los cuales puede checar siguiendo el siguiente link (http://bit.ly/1R0eOuE)

  1. Registradores de temperatura sin papel (papper less)

 

Registradores de temperatura

Se trata de instrumentos conformados por un procesador (cerebro), pantalla LCD o Touchscreen, memoria de almacenamiento, comunicación y racks para colocar la cantidad deseada de sensores de temperatura o alguna otra variable.

Para mayor comodidad, hemos enlistado las ventajas implicadas en estos aparatos:

  • Análisis de la información en campo.
  • No requiere consumibles.
  • Comunicación para interactuar con el equipo a distancia.
  • Descarga de información en varios formatos digitales.
  • Entradas y salidas expandibles.
  • Opcional con software que cumple con la FDA 21 CFR parte 11.
  • Comunicación para posible integración a otros sistemas.
  • Entre otros.

Las desventajas que podemos encontrar son las siguientes:

  • Precio elevado en comparación con las otras opciones.
  • Requiere mayores conocimientos previos.

En JM Industrial contamos con una variedad de modelos los cuales puedes consultar aquí (http://bit.ly/1YPkARb). También puedes mandarnos un correo a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o contactarnos por medio de los teléfonos que aparecen en nuestro portal de internet para comentarnos tus requerimientos y así, uno de nuestros ingenieros pueda ayudarte en la selección del registrador más acorde a tu caso.

  1. Tarjetas de adquisición de datos

Las tarjetas son normalmente utilizadas para el desarrollo de sistemas de adquisición de datos (SCADA). No son como tal un registrador, pero pueden utilizarse para hacer registros de temperatura o cualquier variable.

 

Registradores de temperatura

 Existen fabricantes los cuales las ofrecen ya con un software integrado, mismo que hace muy fácil la configuración. También puedes desarrollar tu propio programa mediante un software SCADA.

Esta opción puede ser tanto sencilla y económica como compleja y cara dependiendo del modelo. La desventaja de estos dispositivos es que es necesario contar con conocimientos básicos de programación y de algunos protocolos de comunicación.

Para más información de estos equipos sigue el link (http://bit.ly/1NwF25n)

  1. Sensores comunes para los registradores de temperatura

Los sensores comúnmente utilizados en estos equipos son los termopares, RTDs, Pt100 y transductores de temperatura que normalmente nos dan una salida de voltaje o corriente de 4-20 mA. Normalmente, tales equipos vienen ya con una entrada universal. Esto significa que mediante el uso de un software o un jumper, puedes elegir cualquiera de los sensores arriba mencionados y no es nada complejo hacerlo.

Cabe mencionar que, al recibir entradas de voltaje y corriente, hacen que los registradores no solo lean la variable de temperatura si no también midan cualquier otra variable como la presión, la humedad, el nivel, el flujo, entre otras.

CONCLUSIÓN

Podemos decir que afortunadamente existe una amplia variedad de opciones, lo único que queda es analizar cuál es la alternativa que mejor se adapta a nuestras necesidades y a nuestro bolsillo.

Les recomendamos que analicen cuántas entradas son las que necesitan hoy en día y si en un mediano plazo estas pudieran crecer. Tal sugerencia tiene la finalidad de que, a la hora de hacer su compra, cheque que el equipo adquirido pueda expandirse sin tener que invertir de más.

Contacto

  • JM Industrial Technology S.A
  • (55) 3548 0322
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Jose Ma Joaristi 60, Iztapalapa